Tradición Católica Mallorca

PÁGINA DEDICADA A PROMOVER LA CELEBRACIÓN DE LA SANTA MISA TRIDENTINA EN MALLORCA

Ad augusta per angusta


WP_20160703_002

Según estaba anunciado, en la tarde de ayer, domingo 3 de julio,  se celebró en la capilla de San Pedro del antiguo Seminario conciliar de Mallorca la Santa Misa Tridentina en acción de gracias por la inauguración de la nueva sede diocesana para el Rito Tradicional. El sacerdote celebrante fue D. Jaime Mercant y Simó, designado en su día por el que fue obispo de Mallorca, D. Jesús Murgui, tras insistentes y constantes peticiones por parte de un numeroso grupo de fieles amantes de la Liturgia católica anterior a las reformas conciliares.

Como se anunciaba hace unas semanas se producía este cambio de sede debido a la imposibilidad de continuar con la celebración dominical en el templo de la  MM. Carmelitas Descalzas por motivos sin aclarar oficialmente todavía, pero que este blog, basándose en la información recibida de fuentes dignas de toda credibilidad, ha considerado como un nuevo ataque a la Tradición, independientemente de su origen y medios. Si bien es cierto que en un primer momento se intentó continuar en el templo carmelitano, la situación desaconsejó la permanencia. Las autoridades diocesanas, responsables de proveer sacerdote y templo, a petición de D. Jaime Mercant, dispusieron que la Santa Misa pasara a celebrarse en la capilla de San Pedro del antiguo seminario diocesano, descrita en una entrada reciente de este mismo blog.

Quiso D. Javier Salinas visitar el templo y dirigir unas palabras a los fieles antes de la primera Misa. Por lo que, minutos antes de comenzar el oficio, el prelado explicó brevemente la conveniencia del cambio a fin de no interferir en la vida comunitaria de las MM. Carmelitas y disfrutar también de una independencia que, a juzgar por sus palabras, antes no se tenía. Hay que decir que durante todos estos años la comunidad participó activamente, facilitando incluso la celebración de extraordinarias misas cantadas con motivo de las principales solemnidades del año litúrgico. También recordó el obispo que, no obstante la necesidad de conservar la liturgia antigua, las dos misas, según sus palabras, tienen la misma validez. Destacó también la importancia de la reanudación periódica del culto católico en aquel templo, anteriormente utilizado únicamente para algunas celebraciones esporádicas, como salón multiusos e  incluso almacén. Posteriormente, animó a los fieles a continuar en la misma línea de fidelidad y colaboración mantenida hasta ahora.

Antes, un pequeño grupo de niños obsequió al prelado con unos cánticos y un dibujo como recuerdo de la fecha. Uno de los feligreses, en nombre de toda la feligresía,  le dedicó también unas palabras de agradecimiento, destacando que los fieles que asistían cada domingo a la Santa Misa Tridentina no debían perder los vínculos con sus respectivas parroquias.

Posteriormente, una vez D. Javier Salinas hubo abandonado el templo y tras unas breves palabras de D. Jaime Mercant, se celebró la Santa Misa Tradicional rezada como de costumbre. Ya en el atrio se sirvió un pequeño refrigerio para celebrar la ocasión.

Se observan en la llamada nueva sede varías deficiencias que esperamos se solucionen con el tiempo. Es llamativa la ausencia de reclinatorios en los bancos, que por corresponder a la época de construcción del templo con seguridad tuvieron. Además, los de la vecina capilla del Centro Eucarístico todavía los conservan, siendo los dos modelos de idéntica y notable factura, por ser promotor de ambas iglesias el insigne sacerdote mallorquín D. Miguel Maura

También llaman la atención los dos murales dispuestos en sendas capillas laterales, que sustituyen a las imágenes que antaño ocupaban cada uno de estos espacios: Sagrado Corazón, Inmaculada Concepción, San José, etc. Cabe decir que son totalmente inapropiados para un templo de estas características y completamente ajenos a la devoción tradicional católica. Una fotografía de uno de ellos ilustra el presente escrito.

WP_20160703_005

Se ha hablado también de la nada ventajosa ubicación del templo por lo aislado que se encuentra, incluso dentro del propio edificio, pero un punto a tener en cuenta es la escalera del único acceso actual, totalmente inapropiada para personas con movilidad reducida, inconveniente inexistente en el templo de la Rambla. Sería conveniente habilitar otra entrada adaptada a estas necesidades.

Queda además por resolver la cuestión de los festivos que, sin ser domingos, son días de precepto. A lo largo del año sólo se celebra misa los domingos. Quizás ahora que, según parece, se cuenta con el incondicional apoyo de las autoridades diocesanas, sea un óptimo momento para solicitarlo.

Esperemos que se pueda superar esta nueva etapa de provisionalidad e inestabilidad en cuanto al número de fieles, condicionada por las características de la nueva sede y que así pueda garantizarse la celebración de la Santa Misa Tridentina en la Diócesis mallorquina. Seguramente contribuiría a ello que D. Javier Salinas repitiese la visita en alguna ocasión a este templo, que estos días tanto se alaba, y celebrase la Santa Misa Tradicional como lo hace con otros grupos, de distintos “carismas”,  establecidos en la diócesis que pastorea.

Amplio reportaje fotográfico en Duc in Altum

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 4 julio 2016 por en Misa Tridentina Mallorca.
julio 2016
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
A %d blogueros les gusta esto: